¿Qué es la Trata?

Érase una vez un mundo real...

...En pleno S XXI, cada día miles de mujeres y niñas son secuestradas y vendidas como mercancía de usar y tirar.

La trata de personas con fines de explotación sexual constituye la esclavitud de hoy en día, así como una violación de derechos humanos, de las que son víctimas millones de personas en todo el mundo. Es además, el tercer negocio ilícito más lucrativo, después del tráfico de armas y de drogas ilegales.
  

Aunque suelen confundirse, la trata de seres humanos (trafficking, en inglés) es diferente del tráfico ilícito de migrantes (smuggling, en inglés). 

Las tres diferencias fundamentales entre trata de seres humanos y tráfico ilícito de migrantes son:
  • El consentimiento: en el caso del tráfico ilícito, las o los migrantes consienten el hecho; lo que no ocurre en el caso de las víctimas de trata, quienes son sometidas a condiciones de coacción, engaño o abuso por parte de los tratantes. 
  • Los fines: en el tráfico ilícito de personas, la relación se extingue una vez cruzada la frontera, pues ese es el único objetivo. En cambio, la trata supone la explotación permanente de las víctimas.
  • La transnacionalidad: el tráfico ilícito es, siempre, de carácter transnacional mientras que la trata puede no serlo, es decir: la trata puede darse entre un Estado y otro o incluso dentro del mismo Estado.
La realidad señala, que la trata con fines de explotación sexual es la que se detecta con mayor frecuencia (un 79% según datos de Naciones Unidas de 2009) frente al tráfico Ilícito.
¡Por fin estrenamos Caperucitas!

Con un lleno casi total en la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid, el momento quedó inmortalizado a través de las fotos de algunos de sus protagonistas: la presentadora del juicio televisado a Magdalena G.Punto y el proxeneta del club, entre otros.

Próximas representaciones: Sevilla (29 de Noviembre) y Toledo(16 de diciembre)

El proxeneta

 La presentadora

Si quieres conocer a la valiente Magdalena G. Punto, no te pierdas las representaciones.