La trata es un fenómeno global muy complejo y en continuo cambio en cuanto a los países de origen, las rutas empleadas por los tratantes y el perfil de las víctimas, entre otros aspectos. Es por ello que encontrar cifras y datos fiables que ayuden a dimensionar el problema es una tarea compleja.

Sin embargo, sí se sabe que:
  • De las mujeres que ejercen la prostitución en toda Europa, 1 de cada 7 es víctima de la trata de personas, según informe de 2010 de Naciones Unidas;
  • El 84% de las víctimas de trata identificadas en Europa son utilizadas con fines de explotación sexual, de acuerdo con la misma fuente, y aproximadamente el 60% de las víctimas de trata con fines de explotación sexual identificadas en Europa proceden de los Balcanes, Europa Central y la ex Unión Soviética. Un 13%, de América Latina; el 5% de África y el 3% de Asia Oriental.
  • El informe de Naciones Unidas correspondiente a 2009, revela que las mujeres y las niñas representan el 80% de las víctimas de trata identificadas en el mundo. La trata de menores de edad representa entre el 15% y el 20% de las víctimas.